Ámbito de aplicación de la LOPD

law-1063249_1920

En el capítulo de hoy, el segundo en <Doce meses de LOPD> vamos a centrarnos en analizar cuál es el ámbito de aplicación de la Ley Orgánica.

Para ello recurrimos al artículo 2 de la LOPD, en el que se indica: “La presente Ley Orgánica será de aplicación a los datos de carácter personal registrados en soporte físico, que los haga susceptibles de tratamiento, y a toda modalidad de uso posterior de estos datos por los sectores público y privado”.

Sin movernos del artículo 2, nos encontramos con que la propia norma delimita el ámbito de aplicación, estableciendo que se regirán por la presente Ley Orgánica todo tratamiento de datos de carácter personal cuando:

  1. El tratamiento sea efectuado en territorio español en el marco de las actividades de un establecimiento del responsable del tratamiento.
  2. Cuando al responsable del tratamiento no establecido en territorio español, le sea de aplicación la legislación española en aplicación de normas de Derecho Internacional público.
  3. Cuando el responsable del tratamiento no esté establecido en territorio de la Unión Europea y utilice en el tratamiento de datos medios situados en territorio español, salvo que tales medios se utilicen únicamente con fines de tránsito. En este supuesto, el responsable del tratamiento deberá designar un representante establecido en territorio español (artículo 3.1 del RDLOPD 1720/2007).

Lo que se pretende es evitar que una persona no esté protegida en un tratamiento efectuado en su país por la única razón de que el responsable del tratamiento no esté establecido en el territorio comunitario.

Y ahora nos puede surgir la duda, ¿Qué debemos entender por “medios” y  “con fines de tránsito”?

El Grupo de Trabajo del Artículo 29 (GT29) nos ayuda a disiparlas y en su Documento de trabajo relativo a la aplicación internacional de la legislación comunitaria sobre protección de datos al tratamiento de los datos personales en Internet por sitios web establecidos fuera de la UE, nos da una definición de medios como “el conjunto de instrumentos o aparatos reunidos para un fin determinado”, y como ejemplos los PC, los terminales y los servidores, que se pueden utilizar para casi todos los tipos de operaciones de tratamiento de datos.

Además en opinión del GT29 no será necesario que el responsable del tratamiento tenga un control total sobre los medios, ni que tampoco ostente la propiedad de los mismos,  bastando con qué determine que datos se recogen, se almacenan, se transfieren, se modifican, de qué forma y con qué objetivo.

Por otro lado y para aclarar qué debemos entender con fines de tránsito, el GT29 pone un ejemplo típico de medios utilizados exclusivamente para el tránsito son las redes de telecomunicaciones (ejes, centrales, cables), que forman parte de Internet, y por las cuales pasan las comunicaciones Internet desde el punto de expedición hasta el punto de destino.

Nos vemos en el  próximo capítulo donde analizaremos ¿Cuándo no aplica la  LOPD?.

Comparte esta entrada: Twitter Facebook Google+ LinkedIn

Un comentario

  1. Tamara Morales 29 agosto, 2016 at 08:02 #

    Muchas gracias Julián.

    Responder

Deja un comentario